Campeonatos del Mundo 2022 - previa contrarreloj: análisis del recorrido, favoritos y favoritas

La prueba contrarreloj, tanto masculina como femenina, tendrá un recorrido de 34 kilómetros sinuoso, aunque especialmente llano. Será técnico en algún punto por su estilo urbano y estará marcado por la ascensión de 700 metros al 6,7% de media al Mount Ousley en la ciudad australiana de Wollongong.

El británico Chris Boardman y la estadounidense Karen Kurreck fueron los encargados de estrenar el palmarés de la prueba contrarreloj en los Campeonatos del Mundo de 1994. Una disciplina que no se inició hasta la 61ª edición de los mundiales de ciclismo y que se ha instaurado como una prueba estrella en busca del arcobaleno entre los grandes rodadores del pelotón. En este 2022, la ciudad de Wollongong, situada en el lado oriental de Australia, al sur de Sidney, acoge una cita con la particularidad de que tanto la prueba masculina como la femenina comparten el mismo recorrido, algo que también ocurrió en Imola hace dos temporadas, pero que no suele ser un hecho habitual.

Desde la implantación de la contrarreloj en los Campeonatos del Mundo de ciclismo, las cuatro victorias se han establecido como la barrera a batir. Tan solo tres ciclistas han logrado esta cifra, el suizo Fabian Cancellara, el alemán Tony Martin y la francesa Jeannie Longo. En Australia, Annemiek van Vleuten, Ellen van Dijk y Filippo Ganna tienen la oportunidad de conseguir su tercer maillot arcoíris y acercarse al récord absoluto. Una situación que en el caso del italiano sería de forma consecutiva, igualando a Jeannie Longo (1996-1997-1998), a Tony Martin (2011-2012-2013) y a Michael Rogers (2003-2004-2005).

Relacionado – Historia del maillot más bonito del mundo
Relacionado – Subscríbete a VOLATA, tu revista bimensual de ciclismo

Recorrido de la prueba contrarreloj

El recorrido presenta un estilo marcadamente urbano durante sus poco más de treinta y cuatro kilómetros sobre las calles de Wollongong. Se trata de un circuito cerrado en torno a los 17 kilómetros de longitud, en el que la línea de salida y de meta están separadas por menos de 300 metros de distancia. Tanto los chicos como las chicas deberán completar un total de dos vueltas para que el cronómetro decida quienes lucirán el maillot arcoiris contrarreloj durante el próximo año. 

En general, la ruta presenta grandes avenidas y carreteras amplias sobre un terreno algo sinuoso, como si se tratara de un tobogán en el que las bicicletas se pueden deslizar con suma facilidad para mover todo el desarrollo disponible. A pesar de no salir en ningún momento de la ciudad de Wollongong, su plano urbano es especialmente recto, por lo que no hay excesivas zonas técnicas y las curvas, muchas de ellas de noventa grados, se pueden tomar con relativa facilidad, sin perder excesiva velocidad. A pesar de ello, tener un buen manejo de la bicicleta, especialmente de la de contrarreloj, será importante. 

Poco antes de la mitad del recorrido, en el kilómetro siete, se encuentra el primer punto intermedio, que también será el tercero durante el segundo paso. Su particularidad es que llega tras una ascensión de 700 metros al 6,7% al Mount Ousley, a través de Dumfries Avenue. Este pequeño monte situado en la zona norte de la ciudad puede ser clave para dictaminar al ganador y a la ganadora en caso de que las diferencias estén ajustadas. A pesar de ello, los y las ciclistas con un estilo más rodador, que podrían sufrir en esta pequeña zona, tendrán tiempo de recuperar terreno durante la segunda parte del itinerario. 

Relacionado – Juan Antonio Flecha y Gobik lanzan la nueva colección 'Mestizo'

Tras perder la poca altura ganada de forma suave, la ruta se adentra en la zona más llana. El recorrido se dirige hacia unos últimos 5,5 kilómetros en los que las curvas brillan por su ausencia y una larga recta conduce de manera directa a los ciclistas hacia la meta. En esta parte, el viento podría tener cierta incidencia en el resultado, pues la contrarreloj transcurre en paralelo al mar de la playa de North Wollongong, aunque la arboleda situada en el lateral ejerce de muro de contención y no supone una zona tan expuesta o abierta a las inclemencias del aire. La línea de meta está situada 250 metros después de superar el fuerte militar de Flagstaff Hill, con su imponente faro blanco controlando la costa del Pacífico.

Favoritos

El italiano Filippo Ganna buscará en Wollongong 2022 su tercer maillot arcoíris consecutivo, tras los cosechados en Imola 2020 y Flandes 2021. Este año no ha dominado la disciplina con tanta facilidad como en temporadas anteriores, quedándose sin la victoria que tanto buscaba en el Tour de Francia y siendo tercero en los Campeonatos de Europa. Aún así, se ha impuesto en seis de las diez contrarrelojes que ha disputado, como en Tirreno, Dauphiné o el nacional italiano, y en ninguna de ellas ha bajado del top cinco. Aunque el recorrido de este año no es completamente favorable como los dos anteriores, Ganna tratará de prolongar su camino para alcanzar las cuatro victorias de Fabian Cancellara y Tony Martin.

La ausencia de Wout van Aert, centrado en la prueba en ruta, convierte a Remco Evenepoel en el gran aspirante para Bélgica. El recientemente ganador de la Vuelta a España debutó en los mundiales profesionales de 2019 con una medalla de plata, y en 2021 repitió podio con un tercer puesto. Este año, el de su recuperación completa tras la caída en Il Lombardía 2020, tiene como objetivo ser el vencedor más joven con 22 años. El belga llega en plena forma y el recorrido es perfecto para sus características, aunque la única incógnita es saber si podrá gestionar su fatiga acumulada y cómo responderá tras tres semanas de un intenso esfuerzo para conseguir el maillot rojo.

Relacionado – La catarsis de Remco – Laura Meseguer

El dúo suizo que forman Stefan Küng y Stefan Bisseger también será protagonista. Ambos son auténticos especialistas en la disciplina y aunque hasta ahora siempre se han mantenido en un segundo plano en las grandes citas, Küng fue el vencedor del europeo contrarreloj en 2020 y 2021; y Bisseger lo ha sido este 2022 con su compatriota en segunda posición a tan solo un segundo de diferencia. El ciclista del Groupama-FDJ, que estás dos últimas temporadas también ha ampliado su potencia rodadora a las clásicas adoquinadas, ya sabe lo que es subir al podio con la medalla de bronce en Imola 2020. En Wollongong, tanto él como Bisseger tienen la oportunidad de sellar un buen resultado.

El esloveno Tadej Pogačar también entra en escena para la disputa de la contrarreloj. Tras un periodo de reflexión después del Tour de Francia, regresó con una victoria portentosa en el GP de Montréal por delante de Van Aert. Quizá no parte con la vitola de gran favorito a la victoria, pues su excelente rendimiento en las pruebas contra el crono de las carreras por etapas no se extiende de igual forma a los eventos individuales como el europeo o el mundial. Aún así, su ambición y su calidad, en un recorrido algo sinuoso que podría podría beneficiarle, le convierten en un comodín para intentar filtrarse en la lucha por las medallas.

La lista de candidatos a ocupar los puestos de honor, y por qué no, pensar en las preseas, es muy amplia con ciclistas como el joven Ethan Hayter (Reino Unido), que podría dar la sorpresa con sus demostraciones este 2022 y que ya fue en octavo en 2021, Yves Lampaert (Bélgica), ganador de la crono inaugural del Tour y del nacional belga, Luke Plapp (Australia), Edoardo Affini (Italia), Mikkel Bjerg (Dinamarca) o Rémi Cavagna (Francia).

Favoritas

La neerlandesa Annemiek van Vleuten es una de las principales candidatas para hacerse con el título mundial en la lucha contra el crono. Tras un año en el que ha dominado el panorama de las tres grandes vueltas, logrando la victoria en el Giro Donne, el Tour de Francia Femmes y el Ceratizit Challenge de La Vuelta, la campeona olímpica de contrarreloj llega a Wollongong con el objetivo de hacerse con su tercer maillot arcoíris en la disciplina después de los cosechados en 2017 y 2018. El recorrido no es especialmente su preferido, al que quizá le falta un tanto más de dureza, y la falta de referencias en una distancia similar esta temporada podrían influir en su rendimiento, pero nunca hay que subestimar a una Van Vleuten que ha demostrado que en las grandes citas es muy complicada de batir.

Relacionado – Annemiek van Vleuten, por patas y corazón

La actual defensora del título es su compatriota Ellen van Dijk. La ciclista neerlandesa se tuvo que conformar con la segunda plaza en el europeo disputado en Alemania a mediados de agosto, pero la veterana corredora del Trek-Segafredo sigue mostrando un nivel altísimo en una disciplina en la que ya fue campeona del mundo, por primera vez, en 2013. Ahora, casi una década después, busca el que sería su tercer maillot arcoíris tras convertirse en la plusmarquista del récord de la hora en el mes de mayo. Desde su salto al campo profesional, su figura es sinónimo de potencia rodadora y lucha contra el crono, por lo que en Australia intentará seguir ampliando su dominio de la disciplina.

El trío de máximas favoritas a la victoria lo completa Marlen Reusser. Las tres ciclistas fueron las que ocuparon el podio en Flandes 2021, en este caso con la suiza en el segundo escalón del podio. Este año, en el que se incorporó al SD Worx, ha tenido la oportunidad de lograr un triunfo de etapa en el Tour de Francia femenino y hace un mes se hizo con su segundo Campeonato de Europa contra el crono consecutivo. La que fuera subcampeona olímpica de la disciplina en Tokyo 2020 —disputado en 2021— quiere sellar su primera medalla de oro en un mundial tras dos platas de manera consecutiva. 

Con la motivación añadida que supone competir ante tu público, la australiana Grace Brown podría ser una de las principales esperanzas del país ‘Aussie’ para conseguir una medalla en los mundiales. Su victoria en la contrarreloj individual en los Juegos de la Commonwealth la avalan como una candidata a los puestos importantes en la disciplina. No tiene grandes resultados, hasta el momento, pero sus característicos ataques en solitario demuestran que puede marcar el ritmo y ejecutar bien un esfuerzo largo en solitario, consciente de sus límites y de cuándo debe forzarlos. Tendrá complicado despojar del podio a alguna de las otras tres ciclistas, pero en los Tokyo rozó esta hazaña con una cuarta plaza.

Por su parte, no hay que descartar a la estadounidense Kristen Faulkner. Todavía es una ciclista joven y aunque no tiene mucha experiencia en la contrarreloj, este 2022 ya ha conseguido la victoria en la prueba de 25 kilómetros en el Tour de Suiza y el prólogo del Giro Donne. Sin duda, dos triunfos de calado que la sitúan entre las aspirantes a las medallas cuando se trata de esfuerzos individuales. El recorrido podría beneficiarle y recuperar el trono arcobaleno para el país norteamericano tras la victoria de Chloe Dygert en 2019.