Las altas temperaturas también juegan en La Vuelta

Las altas temperaturas en Andalucía pueden entrar en juego en este fin de semana en La Vuelta en la Pandera y Sierra Nevada

La Vuelta encara un fin de semana decisivo para la carrera. Gran parte de lo que termine sucediendo en Madrid va a venir delimitado por lo que pase este sábado y este domingo en la décimocuarta y décimoquita etapa con finales en la Sierra de la Pandera y Sierra Nevada. Son dos días duros, con finales en alto y con perfiles rompepiernas que debería marcar diferencias definitivas entre los favoritos. Hay quien dice que si Remco Evenepoel sobrevive a estas dos jornadas tendrá la victoria prácticamente en su mano.

Sin embargo, el perfil, las rampas o las ascensiones no son los únicos elementos a tener en cuenta durante este sábado y domingo, sino que hay otro factor más que puede ser determinante: el calor. Pese a que ya hemos entrado en el mes de septiembre la sombra de agosto en Andalucía es alargada y las altas temperaturas están siendo algo innegociable ya durante estos días y van a seguir siéndolo este fin de semana. La carrera partió este mediodía de la localidad de Montoro ya cerca de 28 grados y las temperaturas a lo largo de la jornada llegaron a superar los 30 grados. Sol, asfalto y sensación de bochorno, algo que a más de uno se le puede atragantar.

Relacionado - Vuelta a España 2022: previa, recorrido y análisis etapa por etapa
Relacionado - "Salid a disfrutar", por Luis Ángel Maté

Como por ejemplo a Gotzon Martín, el corredor del Euskaltel Euskadi que afirma que este calor tan intenso “a mí no me sienta muy bien, soy un ciclista del norte y no estoy acostumbrado a estos calores pero son las mismas condiciones para todos así que no hay más”. El mismo ciclista ‘naranja’ apunta que lo importante para una etapa como esta es que “el equipo esté representado en la escapada, aunque es difícil meter a quien quieres, yo intentaré estar”.

Hay gente, sin embargo, que le teme menos a este tipo de condiciones climatológicas y ese es Sergio Higuita. El colombiano del conjunto BORA, al que no se le está viendo en exceso en esta Vuelta, también apunta que estas altas temperaturas “son para todos los corredores”, pero va más allá porque afirma que “yo creo que la gente ya está adaptada porque llevamos varios días por aquí y durante la semana los corredores se han habituado”.

Relacionado - ¿Són determinantes las rampas por encima del 20% en La Vuelta?
Relacionado - Suscríbete a VOLATA, tu revista bimensual de cultura ciclista

Por otra parte, Jetse Bol, de Burgos BH que se ha dejado ver recientemente en alguna fuga, está a medio camino porque dice que “si las temperaturas son como los días anteriores, a mí me va bien, pero si además hay mucha humedad entonces eso ya no me gusta mucho”.

Opiniones por lo tanto para todos los colores y, como siempre, ciclistas a los que estas condiciones les vienen mejor y a otros peor. En cualquier caso, todos ellos van a tener que preocuparse mucho durante este fin de semana de comer y beber adecuadamente para evitar la deshidratación y algún que otro susto inesperado.