Vuelta a España 2021 - Previa etapa 16: terreno quebrado en Cantabria

Jornada en la que la fuga podría plantar cara al pelotón en la Vuelta a España 2021 si existe combatividad, a través de un recorrido sinuoso en tierras cántabras y complicado de controlar. Sería la última oportunidad real para los velocistas.

"Quería ganar por mis padres y por mis dos hijos", dijo Rafal Majka al cruzar la línea de meta en El Barraco. El polaco hizo una auténtica exhibición con más de 90 kilómetros en solitario a través de la Sierra de Gredos. Tras una etapa en la que fue muy duro y complicado que se confeccionara la fuga, el ciclista del UAE Emirates se marchó junto con Fabio Aru y en el Puerto de Pedro Bernardo decidió que era el momento de encaminarse hacia su segunda victoria en la Vuelta.

El grupo perseguidor, muy numeroso, nunca acabó de ponerse de acuerdo, por lo que Majka fue ampliando la diferencia hasta que la jornada se convirtió en una batalla lejana. Steven Kruijswijk, con libertad por parte del Jumbo, arrancó en el Puerto de Mijares, pero no tuvo la capacidad de recuperar ni un ápice con un Rafal Majka soberbio y alentado por los extridentes gritos de su director Manuele Mori. El polaco consiguió así la primera victoria del equipo en la Vuelta a España 2021 y su primer triunfo desde la Sierra de la Pandera en la Vuelta 2017.

Los ánimos de su director, junto con los constantes geles que recogía el polaco del coche, se convirtieron en el único atractivo de una jornada que, de nuevo, volvió a defraudar en el pelotón. Intermarché-Wanty mantuvo un ritmo constante durante toda la etapa, sin apreturas, y tan solo Adam Yates aprovechó para recuperar 15 segundos en los kilómetros finales. La segunda semana acaba como empezó: Odd Christian Eiking sigue siendo el líder de la Vuelta.

El momento que Majka suelta a Aru a falta de 90 kilómetros / Fotografía: CxCycling

La segunda jornada de descanso servirá para realizar un largo desplazamiento hacia Cantabria, donde arrancará la tercera y definitiva semana de la Vuelta a España 2021. La decimosexta etapa tendrá un recorrido quebrado, con más de 2.000 metros de desnivel positivo acumulado, con tan solo un puerto puntuable de tercera categoría. El terreno cántabro, con numerosos tramos de repechos, será complicado para que el pelotón pueda controlar a la fuga, aunque podría ser la última oportunidad para los velocistas en esta edición de la Vuelta.

El municipio de Santa Cruz de Bezana, situado muy cerca de Santander, se estrena como final de etapa de la Vuelta a España. Lo hará tras una jornada de 180 kilómetros con inicio en Laredo, que regresa a la carrera como sede desde 1974 cuando acogió una llegada y una salida. Será una etapa, a priori, tranquila entre los implicados en la clasificación general pensando en las dos jornadas montañosas en Asturias.

Relacionado – El equipo como refugio - La mirada Maté
Relacionado – Vuelta a España 2021: previa, recorrido y favoritos

Perfil de la 16ª Etapa

El primer tramo de la etapa será muy llano bordeando la Ría de Treto y la Bahía de Santoña camino del municipio homónimo y la localidad de Noja. A partir de ese momento, la carrera se adentra en el interior de Cantabria a través de Beranga y Riaño, donde el terreno comienza a quebrarse de forma considerable. La carretera se estrecha y el paisaje pasiego característico de la zona se adueña de la carrera. Durante gran parte de la etapa, ese decorado será el que envolverá a los ciclistas.

Pequeños montes y terreno sinuoso y ondulado que servirá de transición hacía el único puerto puntuable de la jornada dejando a mano derecha el Parque Natural de Cabárceno cuando superen el municipio de Liérganes. Tras un pequeño bucle bordeando este pequeño pulmón cántabro, y pasando por Parbayón, llegará el Alto de Hijas. Un puerto de tercera categoría, con 4,2 kilómetros de longitud y una pendiente media que llega al 6,5 %. Una ascensión corta e irregular con un kilómetro inicial que llega al 14 % y 500 metros en la parte final que vuelven a rozar el 11 % de media.

Tras esta dificultad, que se corona a más de 70 kilómetros para la línea de meta, se abre una zona donde los repechos son más constantes. Será el momento decisivo de la etapa, cuando la previsible fuga tenga que poner toda la carne en el asador atravesando Villanueva de la Peña y el esprint intermedio de Santillana del Mar, un giro que rodea Torrelavega, lugar de nacimiento de Óscar Freire. Los últimos kilómetros estarán marcados por una carretera amplia, en buen estado y una aproximación hacia la meta muy rápida, con varias survas, pero sin excesivas complicaciones.

Relacionado – Jay Vine, del Zwift Academy a la Vuelta en cuestión de meses
Relacionado – Porvenir frente a realidad, por Laura Meseguer 

Favoritos 

Magnus Cort Nielsen sufrió para llevarse el triunfo en Cullera / Fotografía: Charly López / Unipublic

Se trata de una jornada engañosa, en la que pueden existir múltiples alternativas para luchar por el triunfo de etapa. Dependerá, en gran medida, de la combatividad de los equipos que todavía no han conseguido ninguna victoria para aprovechar un terreno en el que será complicado controlar un grupo numeroso por parte del pelotón. El recorrido se encuentra en el alambre entre jornadas para velocistas o etapa en grupo reducido.

En esa coyuntura, existe un corredor que ya ha demostrado su polivalencia en esta Vuelta a España 2021 y que podría seguir aumentando su palmarés: Magnus Cort Nielsen. A diferencia del día de Córdoba, en esta ocasión es más razonable pensar que el ciclista de EF Education-Nippo podría buscar el triunfo a través de la fuga. Es un corredor muy vigilado y ya no existe ese factor sorpresa, pero desde el pelotón no hay la dureza suficiente como para cortar a velocistas puros.

Dos equipos que están siendo constantes en sus esfuerzos por lograr una victoria de etapa son el conjunto Team BikeExchange y el UAE Emirates. Ambos vieron como todo el trabajo realizado en la duodécima jornada camino de Córdoba no obtuvo premio, por lo que podrían buscar generar una escapada que pusiese contra las cuerdas al pelotón y, de esta forma, evitar desgastar en la persecución. Filtrar a Michael Matthews y Matteo Trentin sería la situación ideal, pero teniendo otras bazas delante podrían mantener el bloque sólido de cara a un hipotético esprint. 

La clave de esta etapa será, previsiblemente, el conjunto Deceuninck. Suman tres triunfos de etapa, tras la sorprendente victoria de Sénéchal al provocarse cierta descoordinación en el 'treno' con Jakobsen camino de Villanueva de la Serena. Tienen la capacidad de jugar dos bazas interesantes. Por un lado, Andrea Bagioli, que podría filtrarse en la fuga o esprintar en caso de que el pelotón llegue partido. Por otro, Fabio Jakobsen, controlando la escapada desde el inicio y culminando en una volata

En este último caso, Alberto Dainese, que se encuentra francamente bien a pesar de no tener el mejor equipo para estas llegada, y Arnaud Démare, en una situación completamente opuesta a la del italiano, podrían tener alguna oportunidad de luchar por el triunfo de etapa. 

Imagen de cabecera: Charly López / Unipublic

Shop now