Análisis de las plantilllas del WorldTour 2023 (II parte)

Con el inicio del nuevo año, el comienzo de la temporada al acecho y la inmensa mayoría de fichajes realizados, continuamos con la segunda entrega de la serie de tres artículos que analizan las plantillas de los dieciocho equipos World Tour.

Procedemos a continuar nuestro análisis de las plantillas de los 18 equipos World Team. Segunda entrega de la serie, con la misma estructura de la anterior: breve balance de su 2022, un repaso a las incorporaciones, a las bajas, a los nombres propios con más responsabilidades y un apartado especial con los jóvenes candidatos a llamar a las puertas del éxito. 

En este enlace puedes recuperar la primera parte de esta serie: 

JUMBO-VISMA

¿Cómo les fue en 2022?

No hay que andarse con rodeos, fueron el mejor equipo del año. Tanto en lo cualitativo -sin ir más lejos le ganaron el Tour a Pogačar- como en lo cuantitativo -fueron quienes cosecharon más puntos UCI y quienes más victorias lograron, empatados en este ámbito con UAE Team Emirates. Además de los nombres más importantes, también les funcionó su clase media, con gran aportación de los Laporte, Kooij o Benoot. El rendimiento coral fue muy alto, con sensación de dominio del pelotón durante buena parte de las carreras más importantes.

Aun así, no todo salió perfecto. Roglic no tuvo un verano afortunado, viéndose obligado a abandonar en Tour y Vuelta. Van Aert, por su parte, maravilló en el Tour y prácticamente durante toda la temporada, pero sigue sin estrenarse en las tres carreras que deberían ser las más importantes para él: Flandes, Roubaix y Mundial. Vingegaard deslumbró en el Tour pero, cuestiones de carisma al margen, no replicó ese nivel en otras carreras, quizás salvo en Dauphiné, antesala de la Grande Boucle.

Altas: Thomas Gloag (Trinity Racing), Wilco Kelderman (BORA - hansgrohe), Jan Tratnik (Bahrain Victorious), Attila Valter (Groupama - FDJ), Dylan van Baarle (INEOS Grenadiers).

Bajas: David Dekker (Team Arkea - Samsic), Tom Dumoulin (se retira), Pascal Eenkhoorn (Lotto - Dstny), Chris Harper (Team Jayco - AlUla), Mike Teunissen (Intermarché - Circus - Wanty).

Cristophe Laporte, Tiesj Benoot, Jonas Vingegaard, Wout van Aert y Sepp Kuss brindan por la victoria del danés en la ronda gala (Foto: A.S.O.)

Un invierno más donde logran aumentar su potencial, al menos visto a priori. Van Baarle y Tratnik parece una pareja más potente que lo que han demostrado hasta ahora Teunissen y Eenkhoorn, aunque más veterana. Valter apunta a mejor corredor para la montaña y las vueltas por etapas que Harper y Kelderman aportará bastante más que lo que venía ofreciendo Dumoulin estos últimos años de atolladero personal. El británico Gloag, de veintiún años y de perfil escalador, es una apuesta de futuro con todo el sentido, viene avalado por sus dos últimas y notables campañas en el calendario sub23 y una recta final de 2022 en la que ya corrió como stagiare y fue el mejor del equipo en pruebas como Emilia, Tre Valli Varesine y Gran Piemonte.

Relacionados - Análisis de las plantillas del WorldTour 2023 (I parte)
Relacionado - Análisis de las plantillas del WorldTour 2023 (III parte)

Los pilares del equipo

Van Aert, Vingegaard y Roglic serán de nuevo las referencias del equipo, tres corredores con los que se podría cubrir todo el calendario más relevante: vueltas largas, vueltas cortas, generales, etapas y clásicas de todo pelaje. Obviamente no es necesario limitarse a estos tres hombres y hay que darles descanso para enfocar mejor los objetivos principales: estos son, o deberían ser según este analista y conociendo ya algunos planes del equipo, el Tour de Francia con Vingegaard, el Giro de Italia con Roglic y las pruebas de un día más importantes con Van Aert, mundial incluido.

El esloveno y el belga tienen además la capacidad de ir sumando aquí y allá durante toda la temporada, y esta es una cualidad muy bienvenida, pero no debería distraer de lo absolutamente prioritario, la victoria en los más grandes escenarios. Para complementar, ya cuentan con corredores de la valía de van Baarle, Laporte, Benoot o incluso Kooij, quien de correr en otro equipo con menos competencia ya hubiera disputado y tal vez ganado esprints de grandes vueltas con solo veinte años.

En 2023, Roglic espera resarcirse tras un año 2022 en el que la suerte no le acompañó (Foto: Getty)

Mención aparte merece Foss, el sorprendente campeón del mundo contrarreloj que se enfrenta a una temporada en la que demostrar que lo sucedido en Wollongong no fue un expediente X del ciclismo contemporáneo.

Talento emergente

Una vez aportadas algunas pinceladas sobre Thomas Gloag, ahora nos detenemos en Michel Hessmann (veintiún años). Este 2022 ya ha formado parte de la primera plantilla y, cosas de las jerarquías, se ha hartado a trabajar. Esto le ha impedido brillar pero no ser igualmente muy bien valorado por los técnicos del equipo. Corredor alto y no excesivamente ligero, salió líder de la contrarreloj por equipos del Tour de l’Avenir y sorprendió aguantando mucho más de lo esperado en la montaña, hasta el punto de colarse en el podio. Contrarrelojista más que decente, apunta a hombre completo, ya sea como multiherramienta en una gran escuadra o con más responsabilidades individuales si acaba recalando en plantillas algo más modestas. Por lo pronto, se habla de él como chico para todo en el ocho que el equipo planea configurar alrededor de Roglic en el próximo Giro.

Relacionado - Retirarse con estilo: Valverde, Nibali, Nieve...
Relacionado - Suscríbete a VOLATA, tu revista de cultura ciclista

TEAM ARKÉA SAMSIC

¿Cómo les fue en 2022?

Lograron el ascenso a la categoría WT para 2023-2025, siendo el décimoctavo equipo del ránking, el que marcaba el corte. Con este titular, la campaña se debe asociar a calificativos muy positivos, pero hay que poner los pies en el suelo: estuvieron discretos en las pruebas más importantes, con una sola victoria en el calendario WT, la etapa de Tirreno-Adriatico que se anotó Barguil. Más allá, el triunfo del bretón en el GP Miguel Indurain, el de Hofstetter en la Tro-Bro Léon y lo que ofreció Nairo Quintana en buena parte de la temporada se cuentan entre las actuaciones más destacadas.

Sin embargo, en relación al colombiano apareció la noticia que ensombreció la recta final del año del corredor y por extensión del equipo: el positivo por Tramadol en el pasado Tour de Francia que, aunque se considera una infracción en carrera según el reglamento médico de la UCI, no constituye una violación de las normas antidopaje. Nairo ya no correrá más en Arkéa

Altas: Jenthe Biermans (Israel Start - Premier Tech), Clément Champoussin (Ag2r - Citröen Team), Ewen Costiou (neoprofesional), David Dekker (Jumbo - Visma), Mathis Le Berre (neoprofesional), Luca Mozzato (B&B Hotels - KTM), Andriy Ponomar (Drone Hopper - Androni Giocattoli), Cristián Rodríguez (TotalEnergies).

Bajas: Winner Anacona y Dayer Quintana (Colombia Pacto por el Deporte), Benjamin Declercq (se retira), Miguel Eduardo Flórez (GW Shimano-Sidermec), Romain Hardy (se retira), Christophe Noppe (Cofidis), Markus Pajur (Tartu2024 Cycling Team), Nairo Quintana (?), Connor Swift (INEOS Grenadiers).

Dos retos vienen de la mano: afrontar el primer año sin un referente como Quintana y hacerlo además como equipo WT, con la exigencia de calendario que supone. Otro hombre al que pueden echar de menos es a Connor Swift, que no ha dejado pasar el tren de INEOS. Para intentar subsanar estas ausencias, habrá que contar con la aportación de Champoussin, un ciclista aún joven que tras un muy buen 2021 ha tenido esta vez una temporada más gris; y también con el almeriense Cristián Rodríguez, un corredor algo infravalorado, a las puertas de la madurez y tal vez de alguna victoria de prestigio.

Cristian Rodríguez logró el maillot de la montaña en la Itzulia 2022 (Foto: Team TotalEnergies)

En el apartado de hombres rápidos, suman efectivos de nivel con Mozzato, un producto típico de la escuela italiana, adaptado a cotas más que velocista puro, que viene con trayectoria ascendente; y con David Dekker, que ha mostrado destellos de potencial pero con necesidad de olvidar un 2022 plagado de caídas e infortunios. A estos cuatro fichajes añadiríamos como incorporación interesante la de Andriy Ponomar, capaz de completar dos Giros antes de cumplir los veinte años. Veremos cómo evoluciona.

Los pilares del equipo

Los nombres mencionados en el anterior apartado, sobre todo Champoussin y Mozzato, llegan para asumir ciertas responsabilidades, pero no estarán solos. Por trayectoria, Warren Barguil y Nacer Bouhanni son las dos principales cabezas visibles de la plantilla y deberían responder con resultados. Barguil ya ha anunciado que quiere debutar en el Giro. Ha conseguido etapas en Tour y Vuelta, así que ambiciona lograr lo mismo en Italia. Está a su alcance y una clasificación general decorosa, también. Bouhanni, por su parte, sufrió una grave caída el pasado abril en Turquía y ahí terminó su temporada. Está listo para volver a ponerse un dorsal, aunque habrá que calibrar su competitividad.

Tanto si Bouhanni encuentra rápido la senda del triunfo como si no, los demás corredores veloces del equipo también tendrán que entregar resultados. Es una plantilla modesta y sus aspiraciones de amasar puntos que le mantengan como World Team pasan por ir sumando como hormiguitas, sobre todo en las numerosas pruebas 1.Pro y 1.1 de perfil más o menos llano. Allí habrá que encontrar los Hofstetter, McLay o Capiot en las primeras posiciones.

Relacionado - Carlos Rodríguez: "Aspiro a ganar grandes vueltas"

Warren Barguil en fuga durante la undécima etapa del Tour de Francia 2022 (Foto: Getty)

Talento emergente

Un nombre poco conocido llamó la atención ya a inicios de la temporada pasada: Kevin Vauquelin (veintiún años). En febrero quedó segundo en la dura subida a Green Mountain, en el Tour de Omán, solo superado por Jan Hirt. Una actuación amplificada por haber destacado más como contrarrelojista en categorías inferiores. ¿Quieren más pruebas de la versatilidad de este joven ciclista? Pues bien, en abril hizo segundo en un esprint llano, ni más ni menos que entre Pedersen y Cavendish, para al cabo de pocos días volver a mostrar buen nivel en la montaña en la Vuelta a Asturias. Su temporada no acabó aquí: en verano cosechó una segunda plaza en una crono llana, siendo batido solamente por Küng, y rozó la victoria final en el Tour de Luxemburgo. ¿Cómo no seguirle de cerca en 2023?

TEAM DSM

¿Cómo les fue en 2022?

Temporada algo discreta del equipo neerlandés si bien no se puede decir que estuviera por debajo de las expectativas si tomamos en cuenta la juventud de la plantilla. Bardet estuvo en su sitio y se dejó ver, Arensman fue una de las gratas sorpresas del año, Dainese logró ganar en el Giro y Leknessund dio un notable paso adelante. A hacer notar que fue una escuadra que no enfocó el año a rascar puntos aquí y allá -de ahí su guarismo bajo- pero que acabó con cinco victorias en el WT, cifra superior a muchas estructuras de su nivel presupuestario.

Altas: Patrick Bevin (Israel Start - Premier Tech), Matthew Dinham (Team BridgeLane), Alex Edmonson (Team BikeExchange - Jayco), Sean Flynn (Tudor Pro Cycling Team), Tobias Lund Andresen, Lorenzo Mileso, Oscar Onley y Max Poole (promocionados los cuatro desde el DSM Development Team), Harm Vanhoucke (Lotto - Soudal).

Bajas: Asbjorn Kragh Andersen (se retira), Soren Kragh Andersen (Alpecin - Deceuninck), Thymen Arensman (INEOS Grenadiers), Nikias Arndt (Bahrain Victorious), Cees Bol (AstanaNico Denz (Bora - Hansgrohe), Mark Donovan (Q36.5 Pro Cycling Team), Casper Pedersen (Soudal - Quick Step).

Como es habitual en ellos, más salidas relevantes que entradas. Pocos corredores acostumbran a permanecer muchos años en la equipo, sobre todo cuando experimentan una subida de nivel que atrae el interés de otras estructuras. Buena parte de las bajas las suelen cubrir con ciclistas jóvenes, algunos de ellos provenientes del equipo de desarrollo.

Presentación del equipo antes del Gran Prix Cycliste de Montréal (Foto: Team DSM)

Así, la mayoría de las salidas de este invierno son relevantes, hacia bloques de mayor presupuesto, y para cubrirlas llega un pequeño contingente algo experimentado: Bevin y Vanhoucke, que poseerán ciertos galones para aportar resultados individuales, y Edmonson, como hombre de equipo. El resto, apuestas de futuro de las que alguna saldrá bien con toda seguridad. A la estructura de Iwan Spekenbrink se le pueden cuestionar algunas cosas, pero ha demostrado repetidas veces su habilidad desarrollando talento. Otra cosa será retenerlo una vez eclosione.

Relacionado – Una vuelta a casa distinta - La Mirada Maté
Relacionado - VOLATA Radio podcast: con Haimar Zubeldia y Laura Meseguer

Los pilares del equipo

Bardet permanece como nombre más mediático y con mayor capacidad, al menos a priori, de entregar resultados de enjundia. Su 2022 dejó buen sabor de boca, incluso con un abandono a medio Giro cuando aspiraba a todo. Este año parece que le atrae el recorrido del Tour de Francia, con muy poca contrarreloj. Degenkolb, por su parte, ostenta el nombre pero desgraciadamente, en el plano competitivo, se halla ya lejos de sus mejores años. Otra cosa es el valor de cohesión que aporta a la plantilla. Así que en las llegadas la referencia será sin duda Dainese, y más con la marcha de Bol. Como alternativas, Sam Welsford y el prometedor Casper van Uden.

A la espera de más pasos en la progresión de jóvenes talentos como Marco Brenner o Henri Vandenabeele, quien ha ascendido ya a la categoría de principales bazas del equipo es Andreas Leknessund. En 2022 ha empezado a sacar todo lo que se le adivinaba en categorías inferiores, con cierta versatilidad, además: sabe meterse en fugas e incluso rematarlas y su hoja de resultados en generales de pruebas WT también ha mostrado mejora.

Talento emergente

Ser de nuevo el equipo WT con la media de edad más baja lo hace muy atractivo para quienes nos gusta seguir a estrellas potenciales. Así, este apartado podría incluir a prácticamente media plantilla, pero la criba se ve algo aligerada porque algunos de los nombres ya han asomado en los párrafos previos. Es el caso de van Uden o Brenner, que serían opciones totalmente válidas. Pero vamos a apuntar hacia dos británicos aún más jóvenes, de perfil ligero, y que empiezan su primera temporada con licencia del primer equipo: Oscar Onley (veinte años) y Max Poole (diecinueve años).

Oscar Onley dejó destellos de gran calidad durante el Tour de Croacia 2022 (Foto: CRO Race)

El primero fue la gran revelación del Tour de Croacia, chupando cámara en las subidas codo con codo con el mismísimo Vingegaard. El segundo no alcanzó esos quince minutos de fama pero se mostró consistente a lo largo del año con actuaciones de mérito no solamente en el calendario sub23, también en carreras para profesionales como el Sazka Tour o la Arctic Race of Norway. Ambos corredores están todavía verdes, con lo que habrá que ajustar las expectativas, pero sin duda serán dos nombres a seguir durante toda la campaña. 

Relacionado - El recorrido del Giro 2023: análisis y etapas
Relacionado – VOLATA#35, el camino de la juventud

TEAM JAYCO ALULA

¿Cómo les fue en 2022?

No fue una campaña nefasta pero sí algo discreta, lo que les llevó a estar pendientes del ranking del trienio hasta prácticamente octubre. Anduvieron lejos de la victoria en las generales de las tres grandes y en los monumentos, pero acabaron sumando veintidós victorias. Además, no hincharon esta cifra en carreras menores, puesto que nueve fueron en el calendario WT, entre ellas tres etapas en el Giro, dos en el Tour y una en la Vuelta. Groenewegen y Groves estuvieron muy correctos en los esprints, Matthews hizo de Matthews y esta vez alzó los brazos en el Tour y Simon Yates no terminó ni Giro ni Vuelta pero ofreció sus habituales momentos de brillantez. A destacar también la mejora general en contrarreloj, atribuible en parte a la labor como técnico de Marco Pinotti.

Michael Matthews logró una victoria muy especial en Mende en el Tour 2022 (Foto: Getty)

Altas: Welay Hagos Berhe (EF Education-NIPPO Development Team), Alessandro De Marchi (Israel - Premier Tech), Eddie Dunbar (INEOS Grenadiers), Felix Engelhardt (Tirol KTM Cycling Team), Chris Harper (Jumbo Visma), Rudy Porter y Blake Quick (Trinity Racing),Lukas Pöstlberger (BORA - hansgrohe), Zdeněk Štybar (Quick-Step Alpha Vinyl Team), Filippo Zana (Bardiani-CSF-Faizanè).

Bajas: Jack Bauer (Q36.5 Pro Cycling Team), Sam Bewley (se retira), Alex Edmonson (Team DSM), Kaden Groves (Alpecin - Deceuninck), Damien Howson (Q36.5 Pro Cycling Team), Tanel Kangert (se retira) Alexander Konychev (Team Corratec), Cameron Meyer (se retira), Nick Schultz (Israel - Premier Tech), Dion Smith (Intermarché - Circus - Wanty).

Diez altas y diez bajas suponen una remodelación notable de la plantilla. Curiosamente entre los que salen son inmensa mayoría los ciclistas de Australia y Nueva Zelanda, mientras que los que llegan proceden un poco de todas partes. Entre las nuevas caras hay tanto veteranos en la recta final de su carrera (De Marchi, Stybar) como corredores por hacer como el prometedor Berhe, Engelhardt o dos productos de la cantera nacional como Porter y Quick, que con ese apellido no podía ser sino un hombre rápido.

Entre uno y otro polo, hallamos dos corredores de gama media, Dunbar y Harper, que proceden de equipos punteros. Allí vivían supeditados a sus líderes o relegados a pruebas secundarias; aquí tal vez puedan ofrecer brillo individual. Veremos si será Zana, el vigente campeón de Italia, su fichaje más interesante. A punto de cumplir los veinticuatro años, todavía tiene margen de progresión y un equipo como éste, sin overbooking de líderes, le debería dar el espacio necesario para seguir creciendo.

El balance cualitativo de entradas y salidas es incierto, se han firmado corredores interesantes pero pocas garantías, y bajas como Groves se deberían notar.

Los pilares del equipo

Pocas plantillas tienen una jerarquía tan clara. Tres corredores emergen como referencia, cada uno con una parcela de actuación delimitada: Simon Yates para las generales y la montaña, Groenewegen para los esprints y Matthews como clasicómano, velocista de grupos reducidos y cazaetapas con pedigrí. Los tres son ciclistas ya consolidados y en consecuencia levantan altas expectativas. En buena medida, el balance de la temporada para el equipo se resolverá en función del desempeño de estos tres nombres. A fecha de hoy todo apunta que ninguno faltará en el Tour, lo que supondrá la vuelta de Yates a la carrera francesa tras volver a optar el año pasado por el Giro.

Más allá de ellos, en la segunda línea de la plantilla en cuanto a rendimiento, podemos intuir a Sobrero, a Hamilton si logra borrar un mal 2022, y a alguno de los nuevos fichajes (¿Dunbar? ¿Zana?). 

Relacionado - Education First: de los patos a los dragones

El británico Simon Yates saluda al público durante un control de firmas en la Vuelta a España 2022 (Foto: Getty)

Talento emergente

Es difícil que llegue a ser una gran estrella, pero aún es razonable mantener expectativas en Kevin Colleoni, quien acaba de cumplir los veintitrés años. El hijo de Imelda Chiappa, medalla de plata en los JJOO de Atlanta, parece ser uno de esos ciclistas de progresión lenta pero constante, sus resultados de 2022 mejoraron bastante los del año anterior. Sin embargo, el hecho de no haber destacado hasta ahora como rematador le hace mantener un perfil mediático bajo. Su desempeño en las etapas duras, y por consiguiente en las generales, de Omán, Turquía o el Sazka Tour hace presagiar que en breve pueda mejorar esos resultados o trasladarlos a carreras de más enjundia.

TREK - SEGAFREDO

¿Cómo les fue en 2022?

Un buen año, pero sin alardes. Les faltó un gran triunfo en una de las grandes clásicas, ya que aspirar a una gran vuelta no estaba al alcance de ninguno de los corredores en plantilla. Mads Pedersen fue por mucho margen el mejor del equipo con nueve triunfos, uno de ellos en el Tour y tres en la Vuelta, además del maillot verde. Le faltó algo en las grandes clásicas de primavera (o le sobraron rivales de primerísimo nivel, por qué no reconocerlo), pero su campaña se debe tildar de muy buena.

Jasper Stuyven, otro de los referentes de la plantilla, estuvo más discreto tras venir de un 2021 fantástico, pero su temporada tampoco fue una calamidad. Mollema tuvo presencia, pero sin fortuna rematadora; Ciccone fue un sí pero no, ganando etapa en el Giro tras quedar descartado para la general; y, en el lado positivo, Skjelmose confirmó lo que apuntó en 2021, que a pesar de su juventud es un ciclista muy sólido a lo largo del año, y Juan Pedro López logró la maglia rosa y la defendió de manera muy meritoria durante diez etapas, logrando además el décimo puesto en la general final.

En total, 19 victorias, seis de ellas en el WT, unos resultados que les afianzan en la zona media de las escuadras World Team. ¿Es eso suficiente para ellos?.

Agotamiento y alegría de Juanpe López después de mantener la 'maglia' rosa en la cima del Blockhaus tras una dura jornada montañosa (Foto: Sprint Cycling)

Altas: Thibau Nys (stagiare), Natnael Tesfatsion (Drone Hopper - Androni Giocattoli), Mathias Vacek (stagiare).

Bajas: Gianluca Brambilla (Q36.5 Pro Cycling Team), Jakob Egholm (Restaurant Suri - Carl Ras), Alexander Kamp (Tudor Pro Cycling Team), Matteo Moschetti (Q36.5 Pro Cycling Team), Simon Pellaud (Tudor Pro Cycling Team).

Pocos movimientos. Aun así, llegan tres jóvenes muy interesantes y por los que seguramente deben haber pugnado con otros equipos de nivel. Nys, hijo de la leyenda del ciclocross, es un corredor hábil y explosivo, campeón de Europa sub23 en 2021 con solo dieciocho años; Vacek y Tesfatsion son de un perfil más escalador, aunque el eritreo, algo más hecho, también tiene una buena punta de velocidad. En cualquier caso, incorporaciones ilusionantes que compensan las bajas, con corredores que no se hallaban, por distintos motivos, entre los principales activos del equipo: los más destacados, Kamp, que solo había aparecido en contadas ocasiones (en las últimas Amstel Gold Race y clásica de Bretaña, básicamente) y Moschetti, que aún no ha demostrado ser el esprinter que apuntaba antes de su grave caída en 2020.

Relacionado - Juanpe López: "Me quiero quitar la espinita de no haber ganado una etapa en el Giro"

Los pilares del equipo

Dado la poca relevancia al menos a corto plazo de los movimientos de mercado, los nombres mencionados en el apartado de balance de 2022 son los que deben aparecer aquí. Y por encima de todos, Mads Pedersen. De hecho, se puede decir que esta plantilla flirtea ligeramente con lo que podríamos llamar PedersenDependencia. Así, es preciso que Stuyven recupere su mejor versión, Ciccone nos evite la tentación de sentenciar que jamás será corredor para generales, y que Skjelmose siga creciendo. A dia de hoy, la regularidad del joven danés es un gran activo para cosechar puntos UCI; si es capaz de sumar más victorias, su aportación será valiosísima.

¿Y Mollema? Bien, el neerlandés ha cumplido los treinta y seis y entra en esa fase en la que es difícil situar las expectativas. Nos inclinamos a pensar que aún puede aportar alguna victoria de enjundia, pero en todo caso está ya más enfocado a sacarse días puntuales brillantes que no a sostener un nivel notable durante buena parte del año. En el otro extremo de la pirámide demográfica de la plantilla, Baroncini, Tiberi y Simmons son candidatos a ocupar dentro de poco un rol relevante. De ellos hablamos en el próximo apartado..

El danés Mads Pedersen aspira a mantener su brillante rendimiento en 2023 y consolidarse como uno de los ciclistas más importantes del pelotón (Foto: Bettini)

Talento emergente

Quinn Simmons (21 años) subió a profesionales hace ya tres temporadas, con solo dieciocho años y el campeonato del mundo junior bajo el brazo. Visto ahora parece evidente que precisaba una adaptación a la categoría y se diría que la está completando. En 2022 corrió su primer Tour y aunque no tuvo fortuna, puntería ni las suficientes piernas, se mostró muy combativo. Tal vez seleccionar mejor los momentos y los días donde vaciarse le permitiría cosechar mejores resultados. Aun así, el espectador está encantado con una gestión de los esfuerzos demasiado generosa.

A Filippo Baroncini (veintidós años) y Antonio Tiberi (veintiún años) no se les ha visto en exceso en 2022. Pero no han estado ni mucho menos desparecidos. Tiberi ganó en la etapa de montaña del Tour de Hungria, Baroncini asomó en bastantes vueltas cortas y ambos han trabajado para el equipo. Así que para nada descartamos su eclosión a nivel individual a medio plazo. Les seguimos con atención. .

UAE TEAM EMIRATES

¿Cómo les fue en 2022?

Existe la tentación de resumir este apartado con la frase “Es el equipo de Pogačar”, porque es evidente que con tal activo las cosas te han ido bien. Eso sí, no ganaron el Tour y se puede argumentar que uno de los factores que intervinieron en la no victoria fue que, más allá de la comparativa del esloveno con Vingegaard, el equipo rival, el Jumbo Visma, fue mejor. Esto debe llevar al equipo a asumir flaquezas y buscar mejorar, cosa que viendo las incorporaciones realizadas es evidente que han entendido.

Aun así, la temporada de Pogačar fue de las mejores que se recuerdan de alguien que no consigue ganar el Tour, ya que ganó, entre otras carreras Strade Bianche, Tirreno-Adriatico e Il Lombardia, dejando además otras actuaciones para el recuerdo, con el Tour de Flandes a la cabeza y quizás el segundo puesto del Tour de Francia más hermoso de este siglo.

El esloveno seguirá ampliando su versatilidad en 2023, como demostró en la edición pasada del Tour de Flandes (Foto: Kramon)

Más allá del esloveno, el equipo también ha brillado con otros hombres porque los tiene y muy buenos: la irrupción de Ayuso, los destellos de McNulty, el oficio de Trentin, el tesón de Almeida, el pundonor de Soler, el triunfo de Covi en el Passo Fedaia… Si acaso donde ha andado más flojos ha sido en los esprints, con Ackermann y Gaviria discretitos para el nivel que se les presupone..

Altas: Sjoerd Bax y Jay Vine (Alpecin - Fenix), Felix Großschartner (BORA - hansgrohe), Domen Novak (Bahrain - Victorious), Michael Vink (Bolton Equities Black Spoke Pro Cycling), Tim Wellens (Lotto Soudal), Adam Yates (INEOS Grenadiers).

Bajas: Andrés Ardila (Burgos - BH), Rui Costa (Intermarché - Circus - Wanty), Fernando Gaviria (Movistar Team), Yousif Mirza, Joel Suter (Tudor Pro Cycling Team), Oliverio Troia (?).

Relacionado - VOLATA Radio podcast: entrevista con Iván García Cortina y Carla Nafría
Relacionado - En modo Flecha: Badlands, una nueva dimensión

Adam Yates y Jay Vine son dos grandes refuerzos para la montaña. Si se les quiere usar para reforzar el bloque alrededor de Pogačar para el Tour de Francia les permitirá reducir la distancia que Jumbo Visma les lleva en munición. Para otros objetivos son dos nombres que pueden responder a título individual, solo hay que ver el palmarés del británico para esperar entregue resultados, sobre todo en vueltas de una semana. La incorporación de Großschartner también se puede leer en esta misma línea. Si bien sus prestaciones ocupan un peldaño algo inferior, un corredor capaz de meterse dos veces en el top10 de una vuelta de tres semanas es sin duda una pieza útil.

Wellens es otra incorporación que llama la atención. Despierta curiosidad el rol que le asignarán puesto que siempre ha sido un ciclista que ha ido por libre, en un equipo más bien modesto dentro de la élite.

Ya solamente estos cuatro nombres compensan favorablemente la salida de Costa o Gaviria, ciclistas que ya han cumplido su ciclo en el equipo y cuya trayectoria no parece precisamente ascendente. Por lo demás, a Novak, Bax y compañía también se les puede valorar a día de hoy por encima de lo ofrecido por Ardila, Mizra, Suter o Troia.

Los pilares del equipo

Cuando se cuenta con Pogačar todo parece más fácil. Él solo capitaliza la atención -sin ningún problema por su parte, además- y garantiza resultados casi en todo tipo de carreras. Ganar o quedarse a las puertas ya dependerá de detalles, los rivales y una pizca de suerte. Su ambición, además, le lleva a abarcar un calendario amplio, de febrero a octubre.

Más allá del esloveno el equipo no anda nada corto de talento. En otras plantillas, además de Yates o Vine, corredores como Almeida, Ayuso e incluso McNulty serían la primera baza para las grandes vueltas. Aquí se limitan a no desaprovechar la oportunidad cuando no está Pogačar, lo que alguna vez ha provocado algún desajuste entre ellos. Almeida apunta al Giro y ya se verá si volverán a permitirse el lujo de no reclutarlo como escudero para el Tour. Ayuso, a sus veinte años, tendrá su espacio en alguna vuelta corta y ya veremos si será líder, colíder o segunda espada en la Vuelta a España, que para eso todavía queda mucho.

Juan Ayuso, que subió al podio en su debut en una Gran Vuelta, y Marc Soler, protagonista en fugas, formaron un bonito tándem durante la Vuelta 2022 (Foto: UAE Team Emirates)

En las clásicas que no se alinee Pogačar, se tirará de Hirschi, Trentin, Wellens y/o Ulissi según el perfil y la ocasión. No es un bloque demoledor pero ni mucho menos andan cortos de alternativas. Por último, en los esprints Ackermann capitalizará la atención en una plantilla que ya no está demasiado enfocada a estos asuntos. Hodeg sigue con contrato pero, tras todo 2022 en blanco por una grave caída, parece difícil que regrese a pleno rendimiento.

Relacionado - Suscríbete a VOLATA, tu revista de cultura ciclista

Talento emergente

Es evidente que Ayuso es el corredor más prometedor del equipo, pero a pesar que tiene todavía un larguísimo camino por recorrer, su podio en la Vuelta demuestra que ya es una baza de presente. Para poner el foco en un nombre menos recurrente, aquí nos fijaremos en Finn Fisher-Black, con veintiún años recién cumplidos. Su 2022 no fue bueno: empezó trabajando para otros compañeros más consolidados y a finales de mayo sufrió una grave caída que le mantuvo apartado de la competición el resto de la temporada. Su recuperación promete andar por buen camino y está previsto que en el Tour Down Under ya se vuelva a colgar un dorsal. Habrá que tener paciencia, pero a medio y largo plazo su talento deberá aflorar. En el equipo cuentan con ello.

Imagen cabecera: A.S.O.

Relacionado - Análisis de las plantillas World Tour (III parte): AG2R Citröen, Astana Qazaqstan, Bahrain Victorious, Groupama - FDJ, Intermarché-Circus-Wanty, Soudal-Quick Step