Tour de Francia 2021 - Etapa 12: Nils Politt y el arte de cerrar una fuga

El ciclista alemán se impone en la 12ª etapa del Tour de Francia 2021 después de resolver una escapada de calibre que ha roto el guion preestablecido.

Terreno sinuoso, típicas carreteras departamentales francesas, un bonito paisaje entre la frondosa arboleda y una batalla noble entre los ciclistas que han tenido las piernas de poder estar en la escapada. Ingredientes que han conformado una duodécima etapa del Tour de Francia atractiva en la que Nils Politt (BORA-Hansgrohe) ha logrado su segunda victoria como ciclista profesional e Imanol Erviti (Movistar Team) ha rozado el triunfo español.

“El ciclismo es mi pasión y un triunfo en el Tour de Francia es uno de los más grandes que puedes conseguir. Es un sueño”, afirmaba el ciclista alemán al cruzar la meta de Nîmes tras una jornada en la que su orografía invitaba a que el guion previsto pudiera verse alterado. Un elemento que se ha sumado a la necesidad imperiosa de gran parte de los equipos por conseguir victoria en este Tour de Francia. Una coyuntura que, como consecuencia, ha provocado un ritmo muy intenso desde que se ha dado el banderazo de salida, provocándose incluso abanicos en las zonas más abiertas.

Relacionado - VOLATA #28: el Tour de Francia, como la vida misma
Relacionado - Bienvenidos a Volata Radio, el podcast de la revista Volata

Ese frenesí inicial concluyó en una fuga numerosa. Era momento para que el pelotón echara mano de la calculadora imaginaria. Segunda semana del Tour de Francia, desgaste más que notable, muchos equipos mermados por las bajas y las expectativas de que sería muy complicado poder controlar una escapada de esas características. Finalmente, la diferencia ha llegado a los dieciséis minutos en Nîmes; desvaneciéndose las opciones de que Cavendish igualara hoy el récord de Merckx.

La fuga de la 12ª etapa del Tour de Francia, con el beneplácito total del pelotón / Fotografía: A.S.O. - Charly López

El interés de la etapa recaía, por tanto, en saber cómo se iba a negociar el arte de rematar una escapada de esa categoría. Y en ese tablero el mejor jugador ha sido el alemán Nils Politt. El ciclista de BORA-Hansgrohe —que amanecía con la noticia del abandono de Peter Sagan aquejado de la rodilla por su caída en la tercera etapa— ha sabido interpretar a la perfección cómo y en qué momento actuar.

Relacionado - Tour de Francia 2021: la primera semana en imágenes

Una jugada que se divide en dos momentos esenciales: rompiendo el grupo junto a Stefan Küng (Groupama-FDJ), Harry Sweeny (Lotto-Soudal) e Imanol Erviti en el que marchaban ciclistas como Julian Alaphilippe o André Greipel (Israel-Start Up Nation) y, posteriormente, asestando el golpe definitivo a falta de diez kilómetros para el final. Un grandísimo rodador que tan solo había logrado una victoria de etapa en la Vuelta a Alemania en 2018 y cuyo resultado más destacado fue la segunda posición en la París-Roubaix de Philippe Gilbert la temporada 2019. 

La avanzadilla ilustre que se ha jugado el triunfo de etapa / Fotografía: A.S.O. - Pauline Ballet

"Quedarse tan cerca, pica", respondía de manera risueña y serena Imanol Erviti en la llegada. Y es que el ciclista navarro lo ha rozado con esa segunda posición. Una oportunidad única para un ciclista que realiza una labor encomiable como gregario y que, como él mismo ha reconocido, hoy se ha visto en la fuga por el empuje de llevar a Enric Mas bien posicionado en la tensión inicial. "El ataque de Politt ha sido pura cuestión de piernas, en ese momento ya iba al límite; lo había dado todo cuando se ha cortado Küng", reconocía Erviti.

Un Stefan Küng que se ha quedado vacío como muestra su equipo Groupam-FDJ en redes sociales: 

Posiblemente el último fleco que todavía quedaba por asomar en este Tour de Francia tan versátil: la destreza y la inspiración de cerrar una fuga consentida. Y en esa batalla los conceptos de fuerza e inteligente se han unido en la figura de Nils Politt camino de Nîmes. 

Imagen de cabecera: A.S.O. - Pauline Ballet/CharlyLópez